domingo 16 mayo 2021
domingo 16 mayo 2021

El profesor “Lalito 10” usa triciclo para dar clases a sus alumnos en Santa Cruz del Quiché, Guatemala

Internacionales

En medio de la crisis sanitaria por el covid-19, diez niños que viven en la comunidad de Santa Cruz del Quiché, en Guatemala, y que acudían a clases en el colegio comunitario “Casa de Sabiduría”, se quedaron sin la posibilidad de seguir estudiando desde mediados de marzo cuando se declaró el cierre de las actividades educativas en todo el país, y ante la falta de tecnologías como teléfonos celulares, computadoras e internet, no podían tener el acceso a los ejercicios y tareas que su profesor les enviaba a través de WhatsApp.

Gerardo ixcoy

Por ello, Gerardo Amilcar Ixcoy Tavico, un joven profesor de 27 años, tuvo la increíble idea de invertir sus ahorros para comprar un triciclo que le costó 700 quetzales (2 mil pesos aproximadamente) y lo convirtió en un aula móvil a la que llamó “trici-educativa”.

“Cuando vi que la mayoría de mis niños no tenían los recursos tecnológicos para mantener las clases a distancia, hablé con mi esposa y le dije que quería invertir unos ahorros que tenía para crear un aula móvil, ella me apoyó y compré el triciclo”, mencionó Gerardo Amilcar en entrevista para JavierAlatorre.com.

Equipado con cortinas de plástico, un panel solar para dar energía a un reproductor de audio, un pizarrón y un palo de trapeador para delimitar la distancia segura entre él y sus alumnos, Ixcoy pedalea en su aula móvil al menos dos veces a la semana hasta el domicilio de cada uno de sus estudiantes para impartir sus cursos con todas las medidas sanitarias.

trici educativa

Además del sacrificio económico, Gerardo Ixcoy trabajó dos semanas para obtener los materiales que necesitaba y transformar su triciclo en un verdadero salón de clases. “Yo no tenía dinero para modificarlo, hice un trato con mi hermano de trabajar dos semanas en su taller de estructuras metálicas, y a cambio del trabajo él me dio el material”

El “profe Lalito 10”, como lo conocen sus alumnos, aseguró sentirse muy contento de poder continuar con su labor profesional a través de diversos juegos y música, pues asegura que en momentos difíciles como la pandemia es importante mantener a los niños tranquilos y en movimiento ante el estrés que les genera el confinamiento.

Finalmente expresó que a pesar de las dificultades económicas por las que atraviesan tanto los profesores como los alumnos en esta comunidad de bajos recursos, su gran pasión y amor por la enseñanza lo impulsó a buscar esta alternativa para mantener felices a sus alumnos quienes asegura, le enseñan a mejorar como profesor para algún día alcanzar su gran sueño de crear su propia escuela.

alumnos profe lalito

View this post on Instagram

Ellos me enseñan a enseñar.

A post shared by Lalito 10 (@lalito_10) on

Nacionales