domingo 27 noviembre 2022

Muere en Irán Amou Haji, “el hombre más sucio del mundo”; pasó décadas sin bañarse

Más noticias

  • Recibía el título de “el hombre más sucio del mundo”
  • Tenía más de 50 años sin bañarse
  • Estudios revelaron que no padecía ninguna enfermedad

Amou Haji, mejor conocido como “el hombre más sucio del mundo”, perdió la vida a los 94 años de edad. Este personaje de origen iraní se volvió viral por no haberse bañado durante décadas. Se estima que no lo hizo en más de medio siglo.

Medios locales informaron que falleció el domingo en el pueblo de Dejgah, en la provincia de Fars, al sur de Irán. Hasta el momento se desconocen las causas exactas del fallecimiento, pero se especula que pudo deberse a su avanzada edad.

La agencia de noticias Irna indicó que Haji era un hombre soltero y evitaba bañarse por miedo a contraer una enfermedad.

Documentaron su vida

La vida de Amou Haji fue puesta a la vista de todo el mundo en el documental titulado “La extraña vida de Amou Haji”, realizado en el 2013.

En esa producción se mostraba las complicadas condiciones en las que vivía el iraní, rodeado de basura, agua estancada y animales muertos en descomposición. De acuerdo con los medios iraníes, en varias ocasiones activistas le ofrecieron la posibilidad de bañarlo.

Sin baños por miedo a enfermarse

Amou vivía en una choza maltrecha y se le veía cubierto de hollín. Se dice que durante su juventud experimentó dificultades emocionales, de acuerdo con testimonios de los aldeanos retomados por el diario británico The Guardian. Además se decía que comía animales atropellados, fumaba en una pipa llena de excrementos de la fauna, entre otra serie de manías. Según Haji, cuando tenía 20 años algo malo lo perseguía y tras meditarlo por un tiempo se dio cuenta que el motivo era la higiene.

Pese a la suciedad, no presentaba ninguna enfermedad

Haji no tenía ningún riesgo inminente para su salud, así como en su cuerpo no había bacterias, aunque era una persona mayor y no se bañaba, de acuerdo con el medio biobiochile. El médico Gholamreza Molavi, quien hace ocho años le hizo una serie de pruebas de ETS, hepatitis y parasitología a la llamado “hombre más sucio del mundo”, explicó que Amou había desarrollado un sistema inmunológico fuerte por su condición de indigencia.

Otro dato sobresaliente es que a pesar de su evidente falta de higiene, Amou Haji vivió muchos más años que el promedio en su país. Según estadísticas de mortalidad del portal especializado en estadísticas Datosmadcro.com, en Irán, los hombres tienden a fallecer a los 77 años de edad en promedio.

Twitter