domingo 4 diciembre 2022

Papa Francisco dice que “incluso sacerdotes y monjas” ven pornografía; advierte peligros

Más noticias

  • El papa Francisco aseguró que ver pornografía es un vicio
  • Advirtió a sacerdotes y seminaristas sobre los peligros de ver ese tipo de materiales
  • Les pidió no perder demasiado tiempo en las redes sociales

En una conversación el pasado lunes con sacerdotes y seminaristas estudiantes en Roma, el papa Francisco advirtió que “incluso sacerdotes y monjas” ven pornografía. Aseguró que dicha práctica es “un vicio que tiene tanta gente, incluso sacerdotes y monjas”. Francisco compartió sus ideas sobre los peligros de ver material pornográfico en línea, asegurando que eso “debilita el alma. Por ahí entra el demonio: debilita el corazón sacerdotal”.

Los sacerdotes y la vida digital

Durante su charla en el Vaticano, el sumo pontífice tocó varios temas que fueron desde el estilo compasivo de los sacerdotes llamados a permanecer cercanos a la gente, hasta conceptos acerca de la dirección espiritual.

En la reunión que se llevó a cabo en el aula Pablo VI, el papa de 86 años respondió una serie de preguntas que le formularon los presentes. Cuando le preguntaron acerca de cómo utilizar mejor los medios digitales y las redes sociales fue que habló acerca de la pornografía, asegurando que “por ahí entra el diablo”. “El corazón puro, el que Jesús recibe todos los días, no puede recibir esta información pornográfica”, dijo el papa.

Además los invitó a que si tenían material de ese tipo en sus teléfonos celulares, lo borraran “para que no tenga la tentación en la mano”.

Aunque aceptó que las redes sociales son necesarias y deben usarse, pidió a los sacerdotes y seminarista que no perdieran demasiado tiempo en línea. Les expresó su malestar con las nuevas herramientas digitales  contó la anécdota de cuando le regalaron un teléfono celular cuando fue ordenado obispo en Argentina. Narró que lo utilizó para hacer una llamada a su hermana e inmediatamente lo devolvió.

La Iglesia y la guerra

Para responder a un sacerdote ucraniano que estaba presente, el papa dijo que la Iglesia, “como una madre”, sufre ante las guerras “porque las guerras son la destrucción de los niños”.  Aseguró que la Iglesia debe ofrecer ayuda a las personas que han tenido malas consecuencias, que han perdido sus hogares, o a los heridos de guerra.

Además se dirigió directamente al sacerdote y le dijo: “Tú sufres tanto, tu pueblo, lo sé, estoy cerca. Pero reza por los agresores, porque son más víctimas como Vosotros no podéis ver las heridas en sus almas, pero orad, orad para que el Señor los convierta y llegue la paz”.

Otros cuestionamientos

Durante la charla, el Papa se refirió a la vida como “un continuo desequilibrio”. Mencionó que la vida significa “caminar entre muchas dificultades, caer y levantarse”. Les dio ánimos a los presentes para no tener miedo ante las adversidades. “En el desequilibrio están las mociones de Dios que invitan a algo, al deseo de hacer el bien”.

Además habló del tema del “acompañamiento espiritual”. Aunque les dijo que esa práctica no es obligatoria para con los creyentes, sí ayuda en el camino de la vida. Dijo que es bueno encomendarlo a otra persona que no sea el confesor pues se trata de dos roles diferentes. “Ves al director espiritual para decirle las cosas que están pasando en tu corazón, las emociones espirituales, las alegrías, la ira y lo que está pasando dentro tú”. Enfatizó la importancia de darle acompañamiento a las personas.

Twitter