domingo 4 diciembre 2022

Ola de violencia en Ecuador deja cinco policías muertos; declaran estado de excepción

Más noticias

  • Jornada de violencia en Ecuador deja cinco policías muertos
  • Presidente Guillermo Lasso declara el estado de excepción en provincias de Guayas y Esmeralda
  • Ola de violencia es en protesta por el traslado de reos peligrosos a otras cárceles en donde son rechazados

Este martes, Ecuador vivió una jornada de violencia en las provincias de Guayas, Esmeralda y Durán, así como otros puntos cercanos a esos lugares del país. Grupos de narcotraficantes atacaron a diversos cuerpos de seguridad y mataron a por lo menos cinco policías en las últimas horas. Esto ocurrió tras el anuncio de las autoridades del traslado de presos desde la cárcel de Guayas 1 a otra prisión, la de El Rodeo, en donde los reos no los quieren. La medida responde para atender la crisis que azota el sistema penitenciario del país desde hace varios años y la grave situación de hacinamiento que hay en las cárceles.

Tras lo ocurrido, el presidente ecuatoriano Guillermo Lasso declaró: “Estos actos de sabotaje y terrorismo son, por así decirlo, una declaratoria de guerra abierta contra el Estado de Derecho, el gobierno y contra todos ustedes, los ciudadanos”.

 

La oleada de violencia provocada por los narcotraficantes obligaron al mandatario nacional a decretar un estado de excepción que durará 45 días. A través de su cuenta de Twitter, el mandatario publicó: “”He dispuesto actuar con dureza dentro del marco de la ley. Estamos tomando acciones para precautelar la seguridad ciudadana. Se declara Estado de Excepción en Guayas y Esmeraldas y toque de queda desde hoy, 1 de noviembre, 21h00″.

“Nuestras acciones contra el crimen organizado han sido contundentes, su reacción no amedrentará el accionar de la @PoliciaEcuador y las @FFAAECUADOR. El trabajo de nuestras instituciones continuará firme y a favor de la seguridad de los ecuatorianos”, agregó el presidente Lasso en otro mensaje acompañado de imágenes de los distintos operativos realizados por las fuerzas de seguridad.

Primeros resultados de los operativos

Más tarde, Lasso informó que durante los operativos de las fuerzas de seguridad se logró la detención de las primeras 21 personas como responsables de la ola de violencia desatada este martes.  En sus redes sociales aseguró: “Liderando el Puesto de Mando Unificado. Verificando, de primera mano, los operativos y el cumplimiento del Estado de Excepción. Ya son 21 los detenidos. Lo repito, no nos temblará la mano en contra de las bandas de narco delincuentes”.

¿Qué sucedió en Ecuador?

Este martes, las Fuerzas Armadas y la policía ingresaron a la prisión de Guayaquil y decomisaron armas, municiones, explosivos y aparatos de comunicación y diversos objetos prohibidos, entre otras cosas. El objetivo era el traslado de por lo menos 200 presos de esa cárcel de máxima seguridad a la prisión de El Rodeo, en Portoviejo, ubicada en la capital de la provincia de Manabí.

La decisión del gobierno de trasladar a los reos de alta peligrosidad a la cárcel de El Rodeo provocó la furia de los reclusos de esa prisión. Un portavoz encapuchado dijo que los prisioneros de El Rodeo habían advertido de la posibilidad de una “guerra” si las autoridades penitenciarias mantenían su política de traslado de presos considerados peligrosos.

Tras esto comenzó una ola de violencia en las calles de Guayaquil. En redes sociales comenzaron a circular imágenes sobre varios enfrentamientos y atentados entre civiles y policías, así como detonaciones en el municipio de Durán, cerca de Guayaquil. Reportaron un presunto intento de saqueo en un centro comercial en Durán, lo que obligó al cierre de comercios a lo largo del martes. También reportaron el incendio de un vehículo en la ciudad tropical de Santo Domingo de los Colorados.

Temor en Guayaquil

En tanto en Guayaquil, la alcaldesa Cynthia Viteri pidió la suspensión de clases. Además solicitó que se reduzca la jornada laboral para que los habitantes se resguarden de la violencia desatada en las calles de esa ciudad portuaria.

A lo largo de la violencia y los enfrentamientos, las autoridades confirmaron la muerte de por lo menos cinco policías y la detención de 21 personas, tras la declaración del estado de excepción.

En qué consiste el decreto de estado de excepción

El estado de excepción fue decretado por el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, en las provincias de Guayas y Esmeralda. Esta medida tendrá una duración de 45 días, desde el 1 de noviembre hasta el próximo 16 de diciembre. Durante ese periodo, el toque de queda permanecerá desde las 21 horas hasta las 5 horas del día siguiente, por lo que los habitantes no podrán circular en ese lapso de tiempo.

Como parte de las acciones implementadas por el gobierno, se intensifican los operativos conjuntos con la policía y las fuerzas armadas. Además instalaron un puesto de mando único en la ciudad de Guayaquil.

Crisis penitenciaria en el país

Desde hace varios años se vive una grave crisis penitenciaria en Ecuador. Esta situación es atribuida a bandas de delincuentes vinculadas al narcotráfico que se disputan el control de las distintas prisiones. Esto debido a que Ecuador se ha convertido en los últimos años en un sitio de paso fundamental para la distribución a Estados Unidos y Europa. Sin embargo, la crisis también responde a que el gobierno no ha logrado atender el grave hacinamiento y la falta de recursos en las prisiones, lo que ha generado diversos motines que han cobrado la vida de cientos de reclusos.

Motines sangrientos en Ecuador

El pasado 12 de noviembre del 2021, un total de 58 reos fallecieron y otros 12 resultaron heridos en la cárcel de Guayaquil. El enfrentamiento se desató debido a que las bandas se disputan el liderazgo en el pabellón.

El 29 de septiembre del 2021, otro motín cobró la vida de 116 presos en Guayaquil. También dejó 80 heridos en los hechos registrados en la Penitenciaría del Litoral. En esa ocasión, el presidente Guillermo Lasso también declaró el estado de excepción por un periodo de 60 días. Movilizó a la Policía Nacional y las Fuerzas Armadas hacia todos los penales para reforzar y restablecer el orden y control interno.

En febrero de ese mismo año se registró una serie de motines coordinados en cuatro penales del país. El saldo fue de 79 reclusos muertos y decenas de heridos, entre los que había varios policías.

 

Twitter