domingo 4 diciembre 2022

Declara futbolista Benjamin Mendy por violaciones: “No soy Brad Pitt pero las mujeres se me acercan”

Más noticias

  • Declaró Benjamin Mendy por acusaciones de delitos sexuales
  • “Se que no soy Brad Pitt, pero las mujeres se me acercaron por el fútbol”, aseguró
  • El jugador del Manchester City podría enfrentar cadena perpetua

El futbolista francés Benjamin Mendy, de 28 años de edad, se encuentra enfrentando a la justicia británica desde agosto pasado tras ser acusado de cometer 10 delitos sexuales contra mujeres, de los cuales ocho son por violación, un cargo de agresión sexual y un intento de violación, entre octubre del 2018 y agosto del 2021. Según las acusaciones, en ese periodo de tiempo violó a cinco mujeres, la más joven de 17 años. El jugador del Manchester City habló por primera vez ante el juzgado de Chester, en Reino Unido.

Primeras declaraciones

En su declaración, Benjamin Mendy aseguró que fue fácil mantener contacto con mujeres y sostener relaciones sexuales con ellas tan solo por ser futbolista. Dijo que desde que jugaba con el Olympique de Marsella de Francia, las mujeres se le acercaban. “Sé que no soy Brady Pitt, pero las mujeres se acercaron a mÍ, no por mi apariencia, sino por el fútbol”, comentó ante el juez del caso. Según Mendy, las mujeres se le acercaron 10 veces más cuando fichó con el Manchester City al ser uno de los clubs más importantes del mundo y con más dinero.

El jugador declaró que es un joven al que le gusta la vida nocturna, que salía de noche a centros nocturnos varias veces por semana y ahí conocía a muchas jóvenes con quienes convivía antes de invitarlas a su residencia en Prestbury, lugar donde sus víctimas lo acusan de haber sido sus víctimas. “Estaba disfrutando de la casa, estaba disfrutando de las mujeres, estaba feliz en el Manchester City, tan emocionado”, declaró.

Sobre las relación que sostenía con las mujeres que recién conocía, el francés dijo: “Fui directo sobre lo que yo quería y lo que ellas querían, en ese momento no estaban pensando si podrían estar molestas. Si ellas quería sexo y yo quería sexo, estaba bien, seguía con mi fiesta. Estaba disfrutando del sexo con muchas mujeres”. En su relato añadió también que el acercamiento era mutuo. “La mayoría de las veces eran ellas las que venían por mí, pero a veces yo también las buscaba. Para mí era algo normal”.

La defensa de Mendy preguntó que si alguna de las mujeres le hubiera dicho la palabra “no” para mantener relaciones sexuales, que sucedría, a lo que el jugador respondió: “Estaría bien, lo aceptaría y pararía. Me gusta tener sexo con alguien que también lo disfruta”.

Acusaciones de sus víctimas

A lo largo del juicio, una de las mujeres presuntamente agredidas por Benjamin Mendy han relatado que el comportamiento del jugador del Manchester City era el de un depredador. Una de las joven declaró que Mendy les quitaba su teléfono celular para ir directo a una estancia de la residencia, que el acceso era a través de una huella, “Quiero mi teléfono, me quiero ir, no quiero sexo contigo”, declaró la joven.

Ante el magistrado, la mujer señaló que Mendy no hizo caso a las peticiones y se bajó los pantalones para acercarse a ella. “Pensé en desvestirme y así no hacía nada con él. Se esforzaba en verme y quitarme la toalla, seguí empujándolo hasta el punto en que él seguía agarrándome. Tenía mucho dolor y estaba muy tensa, nunca viví una situación así”, relató la presunta víctima. La joven de 29 años relató que fue violada en tres ocasiones en 20 minutos por Mendy. Posteriormente, la chica abandonó la casa y tomó un taxi.

El fiscal Timothy Cray calificó a Mendy y a su “mano derecha”, Louis Saha Matturie, quien también enfrenta cargos de “depredadores” que “ingeniaron situaciones” en las que las mujeres “pudieran ser violadas y agredidas sexualmente”. Según Matturie, uno de sus trabajos era encontrar mujeres jóvenes. A decir del fiscal, el objetivo era llevarlas a la residencia de Mendy en donde las “aislaban”. “Dos testigos alegaban violaciones en esas habitaciones y sintieron que estaban encerradas, asustadas y aisladas”. Según una serie de imágenes de la residencia del francés, contaba con “habitaciones de pánico”, lugar donde las agredía.

Durante el juicio se escucharon las declaraciones de las víctimas. Ellas aseguraron que el 23 de julio del 2021, Mendy celebró una fiesta en la alberca de su casa, un traslado a un club nocturno y una fiesta posterior de nuevo en su casa. En ese periodo, aseguran que el futbolista violó a tres mujeres, una de 22 años y dos más de 19.

La mansión de Benjamin Mendy

La residencia del futbolista se encuentra a 27 kilómetros del centro de Manchester, donde el pueblo más cercano está a más de 15 minutos a pie. De acuerdo con el fiscal, esta larga distancia hacía sentir a las mujeres vulnerables y solas. “Estaba aislado, o eso pensaron muchas de las testigos, y una vez que estuvieron allí con las puertas cerradas detrás de ellas, se sintieron vulnerables”, señaló Cray.

Además señaló que las encerraban en dormitorios similares a habitaciones de pánico que contaban con puertas con cerradura especial que les impedía salir. Supuestamente se trataba del estudio y del dormitorio especial.

El juicio continúa

El juicio continúa ante la justicia británica. Los jueces podrían llamar como testigos a algunos compañeros y jugadores del Manchester City, durante el proceso que se prevé se prolongue durante las próximas 15 semanas.

Entre los futbolistas que podrían ir al juicio se encuentran Jack Grealish, Riyad Mahrez, Kyle Walker, Raheem Sterling y John Stones.

Benjamin Mendy podría enfrentar una pena de entre cinco y 20 años de cárcel, aunque también es posible que reciba una cadena perpetua en caso de que lo declaren culpable de los cargos que le imputan.

¿Quién es Benjamin Mendy?

Benjamin Mendy, de 28 años, es un futbolista francés y campeón de la Copa Mundial de la FIFA de Rusia 2018. Inició su carrera con el Le Havre en la temporada 2011/2012. Posteriormente fue fichado por el Olympique de Marsella en 2013 por cuatro millones de euros.

En 2016 llegó al Mónaco, y sus destacadas actuaciones lo llevaron a uno de los grandes de Europa como lo es Manchester City en 2017 por 58 millones de euros. Sin embargo, desde que se conocieron las acusaciones de violación en su contra, fue separado del equipo desde agosto del 2021.

Twitter