domingo 4 diciembre 2022

Día Mundial sin Alcohol: el consumo en exceso provoca enfermedades, trastornos y muerte

Más noticias

  • El 15 de noviembre se celebra el Día Mundial sin Alcohol.
  • La Secretaría de Salud estima que 20 millones de personas enfrentan adicción al alcohol.
  • El consumo excesivo de alcohol ocasiona más de 200 enfermedades y trastornos físicos y mentales.

Cada 15 de noviembre se conmemora el Día Mundial sin Alcohol, efeméride promovida por la Organización Mundial de la Salud. El objetivo es concientizar a la población mundial sobre los daños físico y psicológicos que puede ocasionar el consumo en exceso de este tipo de productos. Estudios indican que el consumo excesivo de alcohol ocasiona riesgos y consecuencias para la salud, generando más de 200 enfermedades y trastornos físicos y mentales, como:

  • Dificultades de memoria
  • Enfermedades cardíacas y del hígado
  • Cáncer de mama, boca, garganta, colon, hígado, laringe y recto
  • Daño en las mucosas del aparato digestivo
  • Aumento de la tensión arterial
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Violencia, irritabilidad
  • Dificultades de erección en los hombres
  • Sensación de hormigueo en brazos y piernas
  • Daños al feto durante el embarazo. Síndrome de Alcoholismo Fetal (SAF)

 

Accidentes viales por alcohol

En el siglo XX, el alcoholismo fue declarado como una enfermedad siendo la principal causa de 3 millones y medio de muertes anuales. Esto por accidentes de tránsito provocados por el consumo de alcohol, así como los traumatismos y discapacidades que afectan a por lo menos 50 millones de personas.

Según estudios de Seguridad Vial, tres de cada 10 jóvenes conductores admite haber manejado bajo los efectos del alcohol. Estadísticas muestran que la mayor cantidad de víctimas fatales en siniestros de tránsito evitables son jóvenes de entre 15 y 34 años de edad.

Conducir bajo los efectos del alcohol provoca:

  • Falsa sensación de seguridad y exceso de confianza, por lo que se pueden tomar malas decisiones como exceder la velocidad
  • Afecta la visión, disminuyendo la claridad y la percepción de obstáculos en el camino
  • Perdida del equilibrio y control sobre los propios movimientos
  • Ralentiza las reacciones y maniobras

Consumo de alcohol en México

El consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad es un problema de salud pública que en los últimos años ha cobrado importancia debido tanto a los efectos que provoca en la salud, en la familia, en la escuela y en el desarrollo, así como por las consecuencias económicas y sociales que provoca. El consumo per cápita en México es de 4.4 litros por año.

La Secretaría de Salud federal estima que 20 millones de personas enfrentan adicción al alcohol y la mayoría son personas que comenzaron a beber desde los 13 años, en promedio.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco (ENCODAT 2016), elaborada por el INEGI, el 53.1 % de las personas que consumen alcohol lo hicieron por primera vez antes de los 17. El 39.8 % de los menores de edad han consumido alcohol alguna vez en la vida en México. 8.3 % consumieron cinco copas o más en el último mes.

Los datos también indican que el consumo en menores va en aumento, ya que entre 2011 y 2016 el consumo excesivo en menores de edad se incrementó 93.1 % (de 4.3 a 8.3 %). El patrón de consumo se caracteriza por ser excesivo, es decir, se consumen grandes cantidades de alcohol en periodos cortos de tiempo, principalmente los fines de semana.

El consumo de alcohol también es uno de los principales factores de riesgo a la salud en nuestro país. El estudio de Carga Global de Enfermedad estima que durante 2017 fue el sexto factor de riesgo asociado a muerte prematura en población general. Sin embargo, en población menor a 20 años el alcohol pasó a ser el cuarto factor de riesgo más importante para muerte prematura y el quinto factor de riesgo para discapacidad, con diferencias importantes entre sexos.

Twitter