domingo 21 abril 2024

Recuperan control en Brasil tras manifestación de simpatizantes de Bolsonaro; reportan más de mil 200 detenidos

Más noticias

Temas

  • Fuerzas armadas retomaron el control en edificios gubernamentales en Brasilia.
  • Reportan más de mil 200 detenidos tras la manifestación en el Congreso y la Presidencia.
  • Miles de manifestantes rechazan la presidencia de Lula da Silva.

Las fuerzas de seguridad de Brasil recuperaron el control de las sedes del Congreso, la Presidencia y la Corte Suprema de Brasil. Esto luego de que los recintos fueron invadidos y vandalizados por cientos de seguidores radicales del expresidente Jair Bolsonaro, en Brasilia.

Los agentes antidisturbios se enfrentaron contra los manifestantes con gas lacrimógeno y establecieron un perímetro alrededor de la plaza de los Tres Poderes, donde se encuentran los edificios que albergan los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

Este domingo, miles de radicales de extrema derecha partidarios del expresidente Bolsonaro, irrumpieron violentamente en las sedes del Congreso, la Presidencia y la Corte Suprema del país causando daños en el mobiliario de los edificios. Se manifiestan porque no reconocen el resultado de las elecciones del pasado 30 de octubre en las que obtuvo la victoria Lula da Silva, quien asumió el gobierno el pasado 1 de enero.

Después de los graves hechos, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva decretó la intervención federal en el área de la seguridad de Brasilia. Indicó que la toma de los edificios gubernamentales se debió a una “falta de seguridad” y afirmó que los responsables serán “encontrados y castigados”.

Manifestantes detenidos

Al menos mil 200 personas quedaron detenidas este lunes en Brasil por la toma del Congreso en la capital brasileña. Los simpatizantes del expresidente Bolsonaron se encontraban en un campamento que montaron frente al cuartel general del Ejército en Brasilia. De acuerdo con los reportes, la policía arrestó a los manifestantes mientras los soldados desmontaron de forma pacífica el campamento.

El Ministerio de Justicia informó que se determinará si estas personas participaron en los ataques que se registraron el domingo. Autoridades han aclarado que permanecerán arrestados quienes sean señalados como participantes de los actos vandálicos y quienes tengan un indicio en su contra.

En tanto, un juez de la Corte Suprema de Brasil separó de su cargo al gobernador de Brasilia, Ibaneis Rocha, por 90 días. La decisión la tomó el magistrado Alexandre de Moraes, quien también ordenó a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado actuar para liberar cualquier tipo de vía o edificio publico ocupado por partidarios del expresidente Bolsonaro en todo el país.

Inician investigaciones

Este lunes iniciaron las indagatorias por los disturbios del domingo en el que partidarios del expresidente Jair Bolsonaro asaltaron, saquearon y causaron los edificios del Congreso, la Corte Suprema y el palacio presidencial en Brasilia. Los interiores de los edificios monumentales quedaron en estado de ruina.

En una conferencia de prensa el domingo por la noche, el ministro de relaciones institucionales dijo que se inspeccionarían los edificios para buscar pruebas como huellas dactilares e imágenes para que los culpables rindan cuentas.

Intento de golpe de Estado

La mañana de este domingo, cientos de seguidores del expresidente Jair Bolsonaro ingresaron de manera violenta a los edificios gubernamentales ubicados en Brasilia, en protesta por la victoria de Lula da Silva, en las elecciones presidenciales pasadas. Los golpistas tomaron los edificios de la Cámara de los Diputados y del Senado. Los manifestantes ocuparon el techo pero también los jardines adyacentes, incluido el del Palacio presidencial de Planalto.

Los disturbios ocurrieron a solo una semana de la llegada al poder del presidente de izquierda Luis Inácio Lula da Silva.

El expresidente Bolsonaro se pronunció a través de sus redes sociales para reprobar la violencia. “Las manifestaciones pacíficas, en forma de ley, son parte de la democracia. Sin embargo, las depredaciones e invasiones de edificios públicos como las ocurridas hoy, así como las practicadas por la izquierda en 2013 y 2017, escapan a la regla”, publicó.

Twitter