domingo 21 abril 2024

Producción y consumo de cocaína se dispara y diversifica a niveles históricos, informa la ONU

Más noticias

Temas

  • Producción mundial de cocaína se dispara hasta máximos históricos, advierte la ONU.
  • Alerta del potencial crecimiento que se proyecta sobre África y Asia.
  • Decomisos alcanzaron la cifra récord de casi 2000 toneladas en 2021.

La producción mundial de cocaína se ha disparado drásticamente en los últimos dos años tras una desaceleración causada por la pandemia del COVID-19. Esto de acuerdo con la Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

El Informe Mundial sobre la Cocaína 2023 detalla que el cultivo de coca se disparó un 35 % de 2020 a 2021. Esto representa una cifra récord y el aumento interanual más pronunciado desde el 2016. Dicho incremento se debe tanto a la expansión del cultivo de arbusto de coca como a las mejoras en el proceso de transformación de la hoja de coca en clorhidrato de cocaína.

El crecimiento de la oferta de drogas ha ido acompañado de un aumento similar de la demanda. Muchas regiones han registrado un incremento constante de los consumidores de cocaína en la última década. El mercado de la cocaína sigue bastante concentrado en América y partes de Europa, sin embargo, el informe advierte de que existe un gran potencial de expansión en África y Asia.

Ghada Waly, directora ejecutiva de la agencia de la ONU, indicó que “el potencial de expansión del mercado de cocaína en África y Asia es una realidad peligrosa. Instó a los gobiernos y a otras instancias a que examinen detenidamente las conclusiones del informe. Esto para determinar cómo se puede hacer frente a esta amenaza transnacional con respuestas transnacionales. Dichas respuestas deben basarse en la sensibilización, la prevención y la cooperación internacional y regional”.

Las interceptaciones de cargamentos de cocaína en todo el mundo también han aumentado considerablemente. Los decomisos alcanzaron la cifra récord de casi dos mil toneladas en 2021.

Países bajos, nuevo centro de distribución

El informe muestra la aparición de nuevos centros de tráfico de cocaína. Señalando que los países del sureste de Europa y África se utilizan cada vez más como zonas clave de tránsito de la droga. Por su parte, los puertos del Mar del Norte, como Amberes, Rotterdam y Hamburgo, han eclipsado a los tradicionales puntos de entrada en España y Portugal de la cocaína que llega a Europa Occidental.

La Oficina de la Naciones Unidas contra la Droga y el Delito señala que Colombia sigue dominando las rutas de tráfico América del Norte. Detalla que la mayor parte de la cocaína es colombiana, sin embargo, las rutas hacia Europa han evolucionado. El papel dominante de los puertos de Colombia como punto de partida parece estar disminuyendo y los traficantes transitan cada vez más su producto por Centroamérica y otros países de Sudamérica. La cocaína procedente de Bolivia y Perú se transporta cada vez más a través de la ruta del Cono Sur a través de Paraguay y la hidrovía Paraná-Paraguay.

También el informe de la UNODC señala que aunque la pandemia puede haber acelerado la tendencia, los traficantes ya habían incrementado el uso de los servicios de correo internacional para introducir cocaína en Europa. Mientras los datos de España y Argentina apuntan a un descenso a largo plazo del uso de mulas de droga en vuelos de pasajeros. Ambos países registraron casos de grandes envíos en equipajes no acompañados.

Twitter