miércoles 22 mayo 2024

Nace primer bebé por inseminación post-mortem en el mundo; joven tuvo hijo de su pareja fallecida

Más noticias

Temas

  • Nace primer bebé por inseminación post-mortem en el mundo.
  • La joven portuguesa Ângela Ferreira lucho para poder tener el hijo de su pareja fallecida.
  • El marido de la mujer perdió la vida en 2019 debido al cáncer.

En Portugal se registró el primer nacimiento por inseminación post-mortem tras una larga batalla legal. Ângela Ferreira se convirtió en la primer mujer en liderar el movimiento para legalizar dicha inseminación luego de haber dado a luz a Guilherme. La joven usó el semen criopreservado de su marido, quien falleció por cáncer en 2019. “Hoy nuestro mundo quedó más iluminado. Guilherme nació a las 11:09 con 3.915 kg y 50.5 cm. Es un niño lleno de salud. ¡Gracias mi amor Hugo Neves Ferreira por haberme escogido para este sueño!”, escribió Ângela en una publicación en sus redes sociales.

“Gracias a todos por su amor y preocupación!. ¿Y ahora?, ahora voy a aislarme en esta burbuja de amor y disfrutarla tanto como pueda. Podría y tal vez debería decir más, pero en este momento quiero disfrutar y disfrutar de este amor sin fin”, añadió.

Larga lucha

Ângela luchó por legalizar la inseminación post-mortem después de que su marido Hugo perdiera la vida en el año 2019, habiendo dejado por escrito el deseo de que su esposa tuviese un hijo con el semen que criopreservó en vida.

Dicha historia fue divulgada en 2020 en una serie documental de la cadena lusa TVI. Consiguió movilizar a más de cien mil personas para que firmaran una petición para que la propuesta fuera discutida en el Parlamento portugués. Ante ello tras varios proyectos de diferentes partidos, y con un veto presidencial de por medio, la inseminación post-mortem finalmente entró en vigor en el país en noviembre del 2021.

La norma permite que una mujer sea inseminada con el material genético de su pareja fallecida “en los casos de proyectos parentales expresamente consentidos” y en un periodo de entre seis meses y tres años tras la muerte. Si el proceso culmina con el nacimiento de un bebé, es considerado hijo del fallecido a nivel legal.

Fue en febrero de 2023 cuando Ângela Ferreira hizo público su embarazo a través de las redes sociales.

Twitter