lunes 15 julio 2024

El Instituto Mexicano para la Competitividad alerta por retroceso en la educación tras nuevo plan de estudios de la SEP

Más noticias

Temas

  • IMCO alerta por retroceso de educación.
  • Las dudas y el proceso del nuevo plan de estudios continúa.
  • Nuevo plan de estudios no considera la educación como una herramienta para la formación de capital humano.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) indicó que el nuevo plan de estudios de la SEP será un retroceso para la educación. Aseguró que representa un retraso en la generación de talento en México, lo cual en el largo plazo supondrá menor crecimiento económico.

Esto tras señalar que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador desaprovechó la oportunidad de transformar la educación echando mano de tendencias globales para atender el rezago educativo, la creciente deserción y la emergente necesidad de talento especializado. “Mientras los reflectores políticos se enfocan hacia las elecciones de 2024, la crisis educativa pospandemia aún no termina. Es urgente repensar el nuevo plan de estudios para poder hacer frente a las problemáticas educativas”, indicó el organismo.

A pocas semanas del comienzo del nuevo ciclo escolar, las dudas y el proceso del nuevo plan de estudios continúa, así como su potencial para hacer frente a la pérdida de aprendizajes y el abandono escolar.

El IMCO destacó los siguientes factores con impacto negativo del nuevo plan de estudios:

  • El nuevo plan de estudios no considera la educación como una herramienta para la formación de capital humano, de acuerdo con el documento publicado por la SEP. Esto va a generar estudiantes carentes de habilidades imprescindibles para su futuro profesional.
  • El nuevo plan rompe la conexión entre la educación básica y la media superior, lo que podría resultar en mayor abandono escolar.
  • En su intento por lograr un enfoque comunitario, el nuevo plan de estudios pierde el foco de habilidades básicas como las matemáticas y la ciencia.
  • La autonomía sin límites de los docentes.

Posicionamiento del IMCO: Los riesgos del nuevo plan

La pandemia dejó fuera del sistema educativo mexicano a 1.5 millones de estudiantes y ocasionó un rezago educativo equivalente a dos años de escolaridad. De acuerdo con el Banco Mundial, este rezago podría resultar en una disminución de 8 % en los ingresos a lo largo de la vida de los estudiantes. A pesar de ello, en el contexto de esta crisis educativa, la Secretaría de Educación Pública (SEP) anunció un nuevo plan de estudios para educación básica que carece de los fundamentos para hacerle frente y atenta contra la formación de talento y de capital humano competitivo.

A pocas semanas de su inicio formal en las aulas, las dudas continúan respecto a la viabilidad y proceso de implementación. Así como su potencial para hacer frente a la pérdida de aprendizajes y el abandono escolar.

En respuesta a ello, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) analizó los documentos disponibles sobre el nuevo plan de estudios y los programas curriculares para aplicar en las aulas, conocidos como programas sintéticos, publicados hasta la fecha. Esto con el fin de comprender el alcance que tendrán los nuevos cambios y los riesgos que implican en el talento para el futuro de las y los estudiantes mexicanos.

Proceso accidentado

El proceso para la implementación de este nuevo plan de estudios fue planeado al vapor. Desde su presentación en agosto de 2022, la nueva propuesta curricular ha estado rodeada de incertidumbre, descontento y opacidad. En este sentido, dos amparos en contra de las autoridades educativas, promovidos por la Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) y Educación con Rumbo respectivamente, resultaron en la cancelación de la prueba piloto y la suspensión de la impresión y la distribución de los libros de texto gratuitos.

El camino para su implementación ha sido controvertido. Sin embargo, los cambios más polémicos del nuevo plan de estudios fueron la sustitución de los grados educativos por fases y la modificación de los sistemas de evaluación. Aunque estos cambios parecen tener el potencial de modificar sustancialmente el sistema de educación básica, no impactarán de manera significativa en el sistema educativo. Más allá de los retos en su implementación, hay cambios que ponen en riesgo la generación de talento.

Twitter