martes 27 febrero 2024

Recep Tayyip Erdogan: presidente turco en aprietos; 33 mil muertes caen en su espalda tras fuertes sismos

Más noticias

Temas

  • Los recientes sismos dieron un fuerte golpe a los cimientos del gobierno turco.
  • Sobre el presidente Erdogan pesa la constante corrupción que permitió.
  • Las nuevas elecciones definirán si el actual presidente permanece en el poder o no.

El régimen del presidente turco Recep Tayyip Erdogan se tambalea. El terremoto que azotó Turquía y Siria a principios de febrero no sólo derrumbó los frágiles edificios en ciertas regiones de estos países. También dio un fuerte golpe a los cimientos del gobierno turco.

2023 es un año crucial para el país otomano. Con la celebración de las elecciones presidenciales en mayo, Erdogan tiene que rendir cuentas. Carga más de 35 mil muertos que caen como una pesada lapida sobre la espalda del régimen. Además pesa sobre él la constante corrupción que permitió a lo largo de su gobierno. Y los vientos no soplan a su favor.

El resultado de las elecciones definirá si el actual presidente turco permanecerá en el poder o no. También se definirán los nuevos posibles caminos que la economía, la moneda y la democracia turca adopten.

Corrupción

En 1999 se produjo un terremoto de magnitud 7.6 que mató a más de 17 mil personas. El descontento con la administración del antiguo Primer Ministro, Bulent Ecevit, irónicamente dio paso a que Erdogan ganara las elecciones. Esto en medio de una ola de descontento popular con el gobierno, que no pudo hacer frente a las consecuencias del terremoto de 1999 y la crisis económica de 2001.

Erdogan había prometido reconstruir el país, lo cual hizo. Sin embargo lo hizo con el mayor beneficio para los empresarios cercanos su gobierno. La reedificación de Turquía dio como resultado un auge inmobiliario que respaldó la popularidad de Erdogan durante mucho tiempo. Pero a pesar de tener códigos de construcción que cumplen con los estándares actuales de ingeniería sísmica, debido al costo y la corrupción, pocas veces se aplicaron.

En 2018 Erdogan aprobó una ley de amnistía de zonificación. Dicha ley permitía que cualquier propiedad construida sin licencia o en violación de los permisos de construcción o las leyes de zonificación obtuviera un certificado de construcción y evitara la demolición. “Este es un desastre causado por una construcción de mala calidad, no por un terremoto”, subrayó David Alexander, profesor de Planificación de Emergencias de la University College de Londres.

Las autoridades turcas detuvieron o emitieron órdenes de arresto contra 131 presuntos implicados en la construcción de edificios que se derrumbaron durante el terremoto. Los edificios no cumplían los reglamentos de construcción establecidos. Sin embargo, a pesar de estas medidas, dichos esfuerzos son vistos como un intento por desviar la culpa.

Mala economía

La economía otomana no ha dado su mejor desempeño en los últimos tiempos. Entre 2021 y 2022 ha sufrido su peor caída desde que Erdogan y el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP por sus siglas en turco) llegaron al poder en el 2002. La inflación llegó a posicionarse por encima del 80 %. Mientras que la lira se devaluó un 30 % con respecto al dólar. Y el déficit de cuenta corriente llegó a alcanzar cerca del 5 % del PIB.

Si bien Erdogan llegó al poder con la devastación del terremoto de 1999, es posible que deje el poder con la devastación del terremoto de 2023.

 

Twitter